Estamos disponibles para cualquier consulta o duda.
Sab: 7:00AM - 12:00PM. Primeros y Terceros Lunes del mes de 7 am a 6 pm
Envíanos un correo

¿Qué es la toxina botulínica y cuáles son sus beneficios?

La toxina botulínica (BTX) es producida por una bacteria llamada Clostridium botulinum. Esta toxina puede bloquear temporalmente la actividad nerviosa en los músculos y las glándulas sudoríparas, lo que conduce a una reducción temporal de la actividad muscular y / o sudoración.

Hay 7 variedades de esta toxina que se han clasificado y nombrado de “A” a “G”. Las diferentes variedades de toxina botulínica son similares desde el punto de vista estructural, pero difieren con respecto a la potencia y la duración de su efecto.

La toxina botulínica tipo A es la más potente y sus efectos son los más duraderos. La toxina tipo A se usa convencionalmente con fines terapéuticos, aunque los tipos B, C y F también se han usado clínica y / o experimentalmente.

La FDA (Food and Drug Administration) aprueba el uso de la toxina botulínica A para el tratamiento de la hiperhidrosis (sudoración excesiva), blefaroespasmos, espasmos hemifaciales y tortícolis espasmódica. Además, tiene un uso muy extenso en medicina estética, ya que permite la eliminación de líneas de expresión, proporcionando así una cara suave y rejuvenecida.

Actualmente, la toxina botulínica tipo A (BTX-A) es el serotipo más importante disponible comercialmente. Las preparaciones comerciales más populares son Dysport® (Ipsen) y Botox® (Allergan).

En el caso de Dyspot, la toxina botulínica está más diluida, lo que le permite expandirse mejor en el tejido y ser absorbida más rápidamente. Por lo tanto, los resultados finales se pueden ver después de 24 o 48 horas de aplicación. A diferencia de las inyecciones de Botox, cuyos resultados pueden tardar hasta 7 días en hacerse visibles. Además, los resultados de las inyecciones de Botox duran aproximadamente 4 meses, mientras que los de Dysport pueden durar de 4 a 6 meses.

La toxina botulínica se aplica mediante una pequeña inyección en líneas de expresión facial. Después de la aplicación, los pacientes pueden continuar con su rutina diaria. Sin embargo, puede haber dolor leve e inflamación local que generalmente persiste durante algunas horas.

Es importante tener en cuenta que tanto Dysport como Botox son dos tratamientos que deben ser administrados por médicos especializados en medicina estética y con experiencia en el uso de estos productos. En nuestras oficinas contamos con especialistas altamente calificados que le brindarán la mejor atención, no dude en contactarnos si desea disfrutar de los beneficios de Dyspot.

Contáctanos por WhatsApp